Sin categoría

Silla thonet, creada para el éxito

La silla thonet o más conocida como la silla Nº 14 hace parte de la gran familia de mobiliario inventado en 1859 por michael thonet, un ebanista con grandes ideas y pionero de la curvatura en la madera, así como de varias técnicas y acabados en la misma.
Michael Thonet, con su fuerza creadora, transformó el concepto del mobiliario de su época, durante la cual la burguesía buscaba su propia identidad. En pleno siglo xix, este ebanista creador provocó una evolución en los comportamientos humanos, por el simple hecho de ofrecer nuevas maneras de sentarse, diferentes de las usuales hasta entonces. Una silla que, gracias a su forma adecuada, se adaptaría a las realidades de aquella época, en la que el progreso empieza a manifestarse.
Es considerada como el producto industrial más exitoso del mundo y la precursora del mueble moderno.

También fue un éxito masivo gracias a su forma de comercialización, ya que el modelo podía desmontarse y apilarse; en un metro cúbico cabían 36 sillas, optimizando de esta manera los costes de transporte, y gracias a ello fue enviada fácilmente por todo el mundo, se ensamblaba en el destino, lo cual le dio mucho más éxito y fama de la que ya tenía hasta el momento, llegando a ser utilizada por personajes como pablo picasso, albert einstein y charles chaplin.  

Su uso es tan amplio que puede ser utilizada desde espacios minimalistas, nórdicos y vintages hasta estilos industriales y urbanos, es una silla funcional, cómoda y sobretodo práctica que puede adaptarse a cualquier condición o lugar donde se le coloque. Siempre imponiendo su delicadeza y elegancia.

A la hora de utilizarla en tus espacios debes tener en cuenta el uso que le vas a dar y en base a eso trabajar en su acabado, por ejemplo, si quieres decorar un espacio nórdico o minimalista puedes pintarla en tonos blancos, grises o pasteles para generar un contraste con el espacio; si por el contrario vas a utilizarla en espacios urbanos, industriales y con más color y vida puedes darle un acabado con colores más vivos y chillones.
Realmente es una silla que se puede adaptar casi a cualquier espacio y diseño, brindando un toque de clasicismo y modernismo a la vez.

“Nunca ha sido creado algo más elegante y mejor concebido, más preciso en su ejecución y más excelentemente funcional”
Le Corbusier


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *