Sin categoría

Una oficina en el hogar

El transcurso de los tiempo ha hecho que todo evolucione, la tecnología, la ciencia, la cultura y hasta la forma de trabajar. Se ha visto como el trabajo en casa es la solución de muchas empresas, ya los empleados no necesitan de una oficina para cumplir con sus labores o mismos empresarios prefieren trabajar en su propio hogar que trasladarse a un lugar para cumplir sus responsabilidades. Es en estos momentos donde su casa también es convertida en un lugar de trabajo y es por esto que hoy hablaremos de ciertas cosas necesarias para que logres convertir un cuarto de tu casa en una oficina de todo un ejecutivo.

Empezaremos escogiendo un lugar donde tenga gran claridad  y si es luz natural mejor, el lugar que selecciones tiene que ser una zona donde no se transite mucho con el fin de que puedas obtener gran concentración y se recomienda que el espacio sea mínimo de 1.5 metros de largo y de 60 cm de fondo para que en el momento de organizar sea mucho más sencillo. No olvides que esta zona tiene que tener wifi para que puedas trabajar de la mejor manera.

Cuando ya hayas escogido el lugar donde ubicar tu oficina tendrás que escoger un estilo que te identifique o sea de tu preferencia, esto hará que este lugar sea personalizado y a tu gusto. Existen diferentes estilos que pueden, si deseas algo más serio y sobrio puedes escoger un estilo minimalista, si te encanta la elegancia y lo rústico el estilo nórdico puede funcionar, si eres amante del arte, de las cosas manuales y de detalles el estilo vintage puede ser el indicado. Puedes averiguar sobre los innumerables estilos que existe para que puedas seleccionar el indicado.

En cuanto al mobiliario te aconsejamos que inviertas en él, un buen escritorio que sea a tu medida para mejor comodidad y recuerda que tu salud está ante todo por esto compra una silla que sea ergonómica que de confort al momento de trabajar. Sin embargo no tienes que dejar la estética y la belleza, la gran ventaja es que existen varias opciones de mobiliario para que escojas el mejor se acomode a tus gustos y bienestar.

Recuerda la importancia de los colores, estos pueden influir a la hora que vayas a trabajar y es por esto que es recomendable que uses colores claros para no sobrecargar el lugar ni quitar claridad, colores como el blanco son tonos que siempre irán bien y si llegado el caso buscas un color distinto puedes usar el color verde o azul que es muy recomendado para dar un ambiente de tranquilidad.

Para que exista la mayor concentración tienes que tén en cuenta el orden del lugar es por esto que desde un principio puedes ordenar los cables que tengas por el suelo, enrollalos o usa canaletas para que se puedan ocultar, también puedes conseguir algunas cajas decoradas o canastas de mimbre estas te pueden ayudar en el momento de guardar ciertos documentos o archivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *